top of page

Neumáticos

Los neumáticos son elementos importantes del auto que requieren de tu cuidado y atención, ya que, de hecho, son la única parte de tu auto en contacto directo con el suelo, por lo que son proclives a desgastarse fácilmente.


Señales que indican cambio de neumáticos de tu auto:


Usar unos neumáticos en malas condiciones puede hacer que el auto que conducimos pierda tracción y capacidad de frenado, siendo éste el origen de cientos de accidentes que suceden anualmente y que se podían haber evitado si hubiésemos detectado a tiempo las señales que nos indicaban que era hora de reemplazarlos por otros nuevos. Los siguientes indicadores te avisarán sobre cuándo cambiar neumáticos.


- Cuando llegan al límite legal de desgaste: Todos los neumáticos son bastante inseguros cuando su banda de rodadura presenta un relieve menor de 1,66 mm, el cual es además su límite legal.


- Cuando están dañados: Cualquier indicio de algún tipo de corte, perforación o deformación es un indicador de cambio de neumáticos de inmediato, para preservar la seguridad del conductor y ocupantes del auto. Recuerda que el impacto contra una solera o cualquier otro objeto puede ser el causante de dichos daños, por lo que no subestimes su importancia.


- No son los adecuados para tu vehículo: Para no afectar a la estabilidad de tu vehículo, así como a una correcta conducción, es necesario que todos los neumáticos sean idénticos en cuanto a desgaste, fabricación y tamaño. Si alguna de tus cuatro ruedas difiere del resto, debes realizar el procedimiento para cambiar un neumático. Además no olvides que el cambio de neumáticos se debe realizar de 2 en 2, o a lo sumo, los 4 al mismo tiempo.


- Tuviste un pinchazo: Los neumáticos son resistentes, pero los pinchazos son, desafortunadamente, irremediables en algunas ocasiones. Un neumático pinchado debe ser evaluado por un profesional, quien dictaminará si se puede reparar o si es necesario el procedimiento para cambiar un neumático.


- Presentan un desgaste inusual: Generalmente el causante de la presencia del desgaste inusual de los neumáticos es una alineación no adecuada o algún otro tipo de problema de origen mecánico. Para evitar que se produzca esta situación sería recomendable revisar con cierta frecuencia el estado de los frenos, del sistema de suspensión y de la dirección.


Ahora que sabes cuándo cambiar neumáticos, recuerda que es conveniente que los revises con frecuencia y reemplázalos como mínimo una vez cada cinco años y medio. Como siempre, puedes asesorarte y reemplazar neumáticos en Taller Link.





1. Tipo de servicio: Antes de las numeraciones verás una serie de letras que son iniciales y alusivas al tipo de vehículo que debe usar el neumático en cuestión.

La letra “P” (passenger), la más común, quiere decir que cumple con los estándares destinados a vehículos de pasajeros (nomenclatura para un neumático fabricado en los Estados Unidos).

Después están: LT: neumático destinado a camionetas ligeras, medianas y pesadas.

Sin designación de letra: son conocidos como neumático euro-metric es el que se encuentra en los autos europeos y tienen la misma dimensión del P, pero pueden variar en la capacidad de carga.

C: neumático para camiones de reparto y carga pesada. Además, estos especifican un rango de carga de acuerdo con su servicio B, C y D.


2. Ancho de neumático: Primeramente, verás tres numeraciones que indican el ancho transversal del neumático. Dicho ancho se mide desde la pared lateral interior a la exterior (en su punto más ancho). Por ejemplo, si el número es 225, indica que el ancho es de 225 milímetros.


3. Relación de aspecto: Los números que siguen (dos dígitos) indican la relación de aspecto o, lo que es lo mismo, el perfil del neumático. Si, por ejemplo, ves el número 45, esto quiere decir que la distancia desde la pared lateral hasta el exterior de la banda de rodamiento es el 45% del ancho de la sección.


4. R + número: El número de dos dígitos siguiente es un indicador del diámetro del neumático, por ejemplo, 15 significa que la llanta es de 15 pulgadas de diámetro. La “R” significa “radial”, es decir, las capas corren radialmente en el neumático.


5. W, V o H+ número: Las siglas W, V o H son clasificadores de velocidad. Por ejemplo, un neumático con la sigla H indica que puede conducir a una velocidad máxima de 130 mph o 210 km / h. El número que le antecede indica el índice de carga del neumático.


Como la mayoría de estos datos se han estandarizado con el tiempo, se encuentran números similares en las distintas marcas de fabricantes.


¿Cuál es la presión de neumáticos adecuada para tu auto?

La presión es la fuerza que ejerce algún elemento sobre una superficie, puede ser un gas, un líquido o un sólido. En específico, cuando hablamos de presión de neumáticos, nos referimos al aire que los mantiene inflados. Esta presión se puede medir en kg/cm², en PSI (libras por pulgada cuadrada), o en bares.


¿Cuánta presión de aire necesita un neumático de auto?


Es importante saberlo, porque el exceso o la falta de aire pueden ser causantes de accidentes, pérdida de dinero por averías, o de poco rendimiento de combustible de tu auto. La presión de neumáticos recomendada varía según el peso y tamaño del automóvil, y viene indicada por el fabricante del mismo. Para esto debes fijarte en el manual del vehículo, en el lateral de la puerta del chofer, o en la tapa del almacén de combustible. En estos lugares podrás encontrar cuál es la presión óptima de los neumáticos para conducir en condiciones normales y también para casos en que lleves mucha carga.





La presión en los neumáticos irá variando naturalmente por su uso o por las condiciones climáticas del exterior. Se recomienda comprobar la presión de los neumáticos al menos una vez al mes, y siempre antes de ocasiones especiales como iniciar un viaje largo en carretera o cuando vayas a transportar mucha carga. No te olvides de la rueda de repuesto.


¿Cuáles son las ventajas de tener unos neumáticos inflados correctamente?


Saber cómo y cuándo revisar la presión de los neumáticos te traerá diversos beneficios:

Seguridad: estarás evitando accidentes, ya que una presión baja puede aumentar la distancia de frenado y dificultar el control de la dirección en superficies mojadas o con poca adherencia.

Ahorro de dinero: tus neumáticos se desgastarán menos y no tendrás que cambiarlos por unos nuevos en poco tiempo. También estarás usando menos combustible, ya que los neumáticos se deslizarán con facilidad sobre el asfalto y recorrerán más distancia con menos esfuerzo.

Más confort: ya que estarás conduciendo sin los rozamientos, deformaciones, poco o mucho agarre, deslizamientos y demás problemas que acarrean una mala presión.

Cuidado del medio ambiente: al utilizar menos combustible, comprar menos neumáticos y generar menos calor por fricción en la carretera, estarás contribuyendo con el cuidado del ecosistema.

Por esto y mucho más es tan importante verificar la presión de tus neumáticos. Cuídate y cuida a quienes te rodean. Si te quedaste con alguna duda, recuerda que siempre puedes asesorarte con nosotros a través de los medios indicados. Compra y cambia tus neumáticos nuevos con Link, tu taller de confianza!

0 comentarios

Entradas relacionadas

Comments


bottom of page